//
you're reading...
Distrito Federal, Gobierno, Movilidad Urbana, Sociedad Civil, Uncategorized

De la tragedia urbana que fue la Arena Ciudad de México

¿Qué querría alguien hacer en un sábado a las 8 de la noche en una zona industrial? Realmente nada. Tal vez sólo nosotros ferroaficionados tendríamos algo que hacer en lugares así y por esta razón durante cerca de 4 años he estado yendo a la zona industrial Vallejo, casi sin fallar uno o dos sábados al mes, entre 8 y 10 de la noche, para ver en primera fila, desde el puente de Eje 5 Norte toda la actividad ferroviaria de la terminal Pantaco y la zona industrial y nunca, en estos cuatro años, había visto tal caos como el que hubo este sábado pasado.

Como si fuera a mi cacería cotidiana de trenes, tomé mi bicicleta y salí con rumbo a la Arena Ciudad de México, que no está a más de 15 minutos de donde vivo. Desde que tomé Eje 5 Norte a la altura de Av. Instituto Politécnico Nacional aquello ya no se veía como un sábado cualquiera, aunque iba fluido, la carga vehicular era inusual y más se empezaba a notar que algo andaba mal al pasar Calzada Vallejo, antes de llegar a Norte 45, la velocidad de los autos no superaba los 30 kms/h y la tragedia se confirmaba al llegar al puente de Ceylan, ahí ya no avanzaban.

Bajada de Eje 5 Nte. a Av. de las Granjas. Completamente detenida.

Mientras más me acercaba me era inconcebible la magnitud del problema, únicamente dos entradas para los 5,000 autos al estacionamiento, y las dos se ubican sobre Av. de las Granjas, y claro, ¿cómo no esperar que aquello fuera el Apocalipsis cuando dicha avenida sólo tiene 3 carriles por sentido y sólo pueden entrar dos autos a la vez por entrada? Además de esto, en ninguna de las dos entradas hay semáforo y todo ese río de autos dependía de la pericia de un montón de policías de tránsito y su criterio inventado de cuándo dejar pasar a cuántos autos de cada lado, mientras que dentro del estacionamiento también se hacían bolas para acomodar a los automovilistas desquiciados por haber hecho diez veces los 15 minutos prometidos de Polanco a la Arena. 

Av. de las Granjas a las 9:25. 25 minutos después de la hora en que se anunció empezaría el concierto.

Otro gran problema fue la llegada de las personas que venían en transporte público, se encontraron con nula información de cómo llegar de las estaciones de Metro y Suburbano al lugar del evento, tener que caminar abajo de la banqueta porque éstas se encuentran ocupadas por los fierros de los puestos del tianguis de verdura, y del otro lado de este tianguis, está demasiado oscuro como para considerar seguro caminar y menos cuando uno anda con sus mejores galas. Y encima, cayó un tormentón de proporciones bíblicas y como siempre, la lluvia entorpeció todo aún más.

Banquetas invadidas por puestos del tianguis. Peatones obligados a caminar entre los autos.

Es increíble la impunidad con la que obras como esta se llevan a cabo, resulta alarmante que las autoridades no se percaten de la magnitud de las cosas, el impacto social, ambiental y el daño a la calidad de vida de los vecinos de lugares como éste. Desde que la obra empezó, los vecinos de Azcapotzalco se opusieron firmemente y claro, yo también me pararía de pestañas si de repente frente a mi casa me pusieran tremenda mole de concreto y llegaran 22,000 personas a alterar una zona en la cual no hay mayor ruido ni tránsito que el de una universidad pequeña y una unidad habitacional.

Ayer la represión policíaca no se hizo esperar, los vecinos exigen y con justa razón que si ya se impuso la construcción y operación de tal lugar, al menos haya un orden y un respeto para ellos y su absoluto e indiscutible derecho de llegar a su casa sin complicaciones como hasta antes de la Arena, pero como siempre los intereses y la imagen de un empresario corrupto en complicidad con un gobierno peor, hacen que los derechos básicos de los ciudadanos, que estuvieron ahí MUCHO ANTES de la Arena sean pisoteados sin ningún obstáculo.

Y no menos importantes son los usuarios, ellos no tienen la culpa de las estupideces que puedan cometer constructoras ambiciosas, se me hace una injusticia que quienes pagaron mil y tantos pesos por un boleto, hayan tenido que entrar entre costales de arena, palas y material de construcción, hacer uso de instalaciones a medio terminar y pasar casi dos horas para entrar y salir del estacionamiento y esta vez no me pondré en contra de ellos, porque no, no hay opciones adecuadas de transporte público y a mi también me aterraría la idea de quedarme sin transporte a medio Ferrería si a Luis Miguel se le ocurre acabar de cantar después de las 12 de la noche cuando ya no hay Metro, cuando no hay nada que hacer ni a dónde ir en un área donde sólo hay un edificio de tesorería abandonado, unas vías del tren y un matadero de pollos.

Camiones de reses llegando a la distribuidora de cárnicos dificultando aún más el tránsito.

Y podría mencionar infinidad de detalles propiamente de la Arena, pero lo que indiscutiblemente me entristece y preocupa es que esta zona nunca volverá a ser la misma, estoy a favor de mejorar la calidad de vida y en la diversificación del uso del suelo, pero creo que en el caso de las zonas industriales y zonas como ésta donde hay parte industrial – parte residencial, resulta contraproducente el intentar traer progreso bajo estas condiciones, la Ciudad de México no necesita centros de espectáculos, necesita escuelas, necesita bacheo, necesita iluminación, necesita transporte público de calidad, necesita accesibilidad para todos, necesita infraestructura ciclista, necesita seguridad para el peatón, necesita educación vial, necesita dejar de ser una ciudad que sirva a intereses de unos cuantos y empezar a ser una ciudad de los ciudadanos.

Anuncios

Acerca de Jim D. Mayerstein

Estudiante de Ingeniería en Transporte, ciclista urbanx, renegadx y necix, escribo con x la vocal que define el género porque no puedo definirlo. Ardux creyente de la inutilidad de los muros que dividen países, viajerx incansable, transfronterizx y músico autodidacta, profesional en la ejecución de la tabla de lavar y aprendiz de serruchista.

Comentarios

4 comentarios en “De la tragedia urbana que fue la Arena Ciudad de México

  1. Todo resumido en una hoja que más se puede decir , tiempo perdido para trasportarse, ojos llorosos por la contaminación, tranquilidad perdida, Somos intrusos en nuestras casas,Imposición legaloide.

    arriba Atzcapotzalco seguimos en pie de lucha.

    Publicado por Jorge Pedro | febrero 27, 2012, 1:15 pm
  2. Jim mis respetos para usted,muy fluida su información ya he leído varios de sus aportaciones y me deja usted con la boca abierta,espero que publique muy pronto,usted tiene una seguidora. Cuídese que tenga una excelente semana.

    Publicado por Iveth Hernández | febrero 27, 2012, 4:01 pm
  3. “…el show de Luis Miguel es pan con lo mismo, no hay novedades, la producción es mínima y el cantante hasta reutiliza algunos de los visuales de años anteriores.
    Pero como se sabe querido, Luismi se da el lujo de salir a cantar una hora después, desafinar un poco… Pero a los fans no les importa, le aplauden todo, bailan, beben cerveza y no dejan de gritar un sólo segundo a la gigantesca pantalla de la Arena, que en algún momento del concierto tuvo fallas.”

    Así mismo nos pasa con las grandiosas ocurrencias de los creativos empresarios que saben dónde pega el chicle de los negocios jugosos, y nuestro espabilado gobierno que casi no gusta de ser lamebotas de estos magnates cuando de por medio van unas (también jugosas) buenas mochadas. Nos dan pan de lo mismo, mal hecho y a muy alto precio; nosotros lo aceptamos aplaudiéndoles sus grandes decisiones progresistas -y cómo no van a serlo si pronto podremos disfrutar en este recinto a Disney sobre hielo!- permitiendo la explotación de un país tecermundista como si fuese de primer mundo.

    Pero descuida Jim, de la derrama económica de mil 300 millones de pesos anuales que generará este lugarcito, se destinará 3 millones de pesos al año al gobierno del Distrito Federal para obras viales e infraestructura en la zona aledaña. Esto porque el terreno que les salió de a grapa es parte de un acuerdo de “actuación por cooperación”. Nótese que el GDF sabe lo que el pueblo necesita. Decías cosas como educación y buena infraestructura, pero oh por dios! Eso no es lo que necesitamos! Entendamos de una vez: Arjona es el próximo evento que se presentará en este lugar y mientras haya gente que guste de asistir a estos eventos valiendoles madre el contexto, esto seguirá siendo el pan de cada día, el Sol de México… que me disculpe LuisMi.

    Publicado por Keremeyeus | febrero 27, 2012, 9:31 pm
  4. Se necesita equipamiento urbano.

    Publicado por gerardo | marzo 9, 2012, 2:47 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: