//
you're reading...
Bicis, Ciclismo Urbano, Distrito Federal, Leyes, Movilidad Urbana, Uncategorized

Los esos ciclistas banqueteros

Últimamente he notado que mucha gente se queja de ciclistas en la banqueta, en sentido contrario, estorbando pasos peatonales, etc; y sí, esto es una fea realidad causa de feos hábitos de muchos ciclistas y que en muchas ocasiones pone en peligro a todos por igual, peatones, automovilistas y hasta a los mismos ciclistas que cometen estos errores. Sin embargo, creo estos errores no siempre son cometidos con dolo o con intención del ciclista de hacer daño, sino que son una consecuencia inmediata y normal ante una promoción de la bici sin que existan las condiciones óptimas para que todos podamos circular como se debe, cumpliendo las reglas pero con garantía de que todos gozan del mismo nivel de seguridad y respeto.

Y que conste que no estoy diciendo que esta promoción esté mal, al contrario, soy de la idea de que más infraestructura no es garantía de poner a más ciclistas en la calle y que sí,  más ciclistas = más seguridad, y al respecto ya una vez dijimos que las ciclovías son de cuidado , pero ese no es el tema. A lo que voy es que, hay que entender el contexto de la ciudad y la vulnerabilidad de los ciclsitas, sobre todo los nuevos (aunque no únicos), esos señores que después de 20 años de no subirse a una bicicleta, sacaron su tarjeta Ecobici o esos jóvenes que su máxima experiencia en bici es un Ciclotón, y ¡pum! de la noche a la mañana se aventaron a las calles de Polanco entre camionetas de guaruras y microbuses asesinos, o de repente ya andaban en Cuauhtémoc toreando automovilistas dando vueltas derechas a 40 km/h y pavimentos horrendos en la Condesa, para mí no es de sorprender que tengamos decenas de ciclistas circulando en camellones y banquetas cuando abajo, el arroyo vehicular muchas veces es un campo de batalla hasta para aquellos que llevamos ya muchos años pedaleando la ciudad.

Otro aspecto importante es el Reglamento de Tránsito Metropolitano (RTM), que bien podría ser un mal chiste o el reglamento para un juego de Monopoly, lleno de contradicciones con la realidad, carencias y sanciones risibles, que además medio Distrito Federal ni conoce. Un ejemplo de esto es: Capítulo V, Art. 30 del RTM dice: “Se prohíbe a los ciclistas y motociclistas: Circular por los carriles exclusivos para el transporte público de pasajeros”, ahora, estimado lector, le invito a circular por el Eje Central o el Eje 2 Sur, fuera de los carriles de los trolebuses y sobrevivir, o qué, ¿acaso no tengo derecho a circular en estas vialidades?. También una una vez les platiqué del por qué yo me siento más seguro al circular en el carril del Metrobús y en general en los carriles de transporte público . Y es lo mismo, alguna vez, hace ya un par de años al circular por Reforma a la altura de Auditorio, antes de que hubiera el ahora difunto carril Bus-Bici, adelante de mi iba un señor en Ecobici, con poco control de la bicicleta y paseando y tuve que decirle que se subiera a la banqueta porque en cualquier momento lo iban a atropellar; o qué tal al circular por Mariano Escobedo y los famosos ACASA aventando el autobús a cual más y acosando ciclistas, la única opción es subirse a la banqueta para resguardar mi vida o tener que meterse a carriles centrales de Circuito Interior para cruzar el Viaducto porque si no, simplemente es imposible poder llegar al otro lado de la ciudad. Y sí, desgraciadamente esta es la realidad.

La falta de información también es un grave problema, el RTM no está al alcance de todos, aún hay gente que no tiene acceso a internet y mucha más que aún cree que es más seguro circular en sentido contrario “porque así los ven”, las fallas en la difusión de información básica por parte de la SSP, así como su criminalización al peatón y al ciclista son una gravísima parte de este problema. Y claro, no negaré que hay muchos ciclistas irresponsables (más de los que quisieramos) que saben perfectamente las reglas, tienen la capacidad para circular por el arroyo vehicular y aún así circulan a alta velocidad por las banquetas, no respetan el espacio de los peatones y hasta les dicen que se quiten y ahí sí no hay justificación alguna que valga y entonces se vale pegarles un grito y en la medida de lo posible dialogar con ellos porque créanme, es mejor dialogar entre ciudadanos a esperar a que una autoridad con poca capacidad que pocos respetan haga algo. Pero también hay que entender la vulnerabilidad y las condiciones de las calles y tránsito: mientras los principales causantes de los accidentes (automovilistas), sigan impunes e invisibles ante la “ley” y mientras los camellones y banquetas sean más bonitos, agradables, tranquilos y seguros que nuestras voraces calles, seguiremos teniendo gente circulando en bici por ellos y nadie tenemos autoridad moral ni cívica para sacar a los ciclistas de ahí cuando éstos no representan un peligro para nadie.

Anuncios

Acerca de Jim D. Mayerstein

Estudiante de Ingeniería en Transporte, ciclista urbanx, renegadx y necix, escribo con x la vocal que define el género porque no puedo definirlo. Ardux creyente de la inutilidad de los muros que dividen países, viajerx incansable, transfronterizx y músico autodidacta, profesional en la ejecución de la tabla de lavar y aprendiz de serruchista.

Comentarios

2 comentarios en “Los esos ciclistas banqueteros

  1. No hay que olvidar que la autoridades encargadas del diseño y construcción de la infraestructura dan píe a que esto se reproduzca. En algunas zonas se hacen todavía “camellones con ciclovías”, tal es el caso de la remodelación del camellón que corre sobre Canal de Miramontes, al sur de la ciudad. El cual se ha promovido como la gran maravilla de la movilidad y que en el mejor de los casos contribuirá a hacer más caminable la zona, pero para ciclistas un completo error. Nuevamente nos encontramos ante una falta de entendimiento del espacio en donde las bicicletas se siguen viendo como un juguete o amenidad de fin de semana pero no como un vehículo que puede y debe circular sobre el arroyo vehicular. Conclusión, las autoridades siguen enviando a la población el mensaje incorrecto, aunado a lo que ya mencionas.

    Publicado por Arturo | noviembre 20, 2013, 1:50 pm
  2. Excelente artículo.

    Publicado por Aaron | noviembre 25, 2013, 10:39 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: